En Los Simpson podemos ver una mansión hecha de oro puro, por lo que nos preguntamos cuánto es que costaría comprar algo así en la vida real.