La secuela de Bravely Dafault llegó a PC y con ello, tenemos una versión muy diferente a la que vimos en Nintendo Switch pero ¿Vale la pena?