Sonic Colors Ultimate llega a nosotros y nos presenta un mundo sorpresivamente similar al anterior ¿Vale realmente la pena adquirirlo?