La locura es por el sabor increíble que tienen. De hecho lo describen como una «sensación reconfortante y nostálgica».