Llegará el día en que este tipo de reseñas no serán necesarias. Un anhelado día en que la sociedad no mida a una persona por su género, sino por sus capacidades. Sin embargo, eso todavía no ha pasado y mientras sigan ocurriendo fenómenos como los que registra Mujeres en VG, la voz se tiene que seguir elevando. Entre 2018 y 2021 la participación de las mujeres en la industria de los videojuegos creció. Pero lamentablemente esto equivale a un considerable aumento en los episodios de discriminación.

Se trata de una práctica retrograda y sin sentido, pero que ocurre. Y no solo es que ocurre, sino que se demuestra con números a través de un estudio. La investigación que realizó la organización Mujeres en VG se realizó entre los años 2018 y 2021.

Entre este periodo mencionado hay un aumento que se puede reflejar en las empresas dedicadas a los videojuegos en Chile. Además, va de la mano con un trabajo que abre espacios a las mujeres en el mundo de la tecnología. Muchas iniciaron como aficionadas, pero un gran número quiso seguir ligada a este negocio.

Estudiaron, se prepararon y hoy ocupan cargos sujetos a sus aptitudes y conocimientos. Un claro ejemplo de ello es Lisa Su, presidenta y directora ejecutiva de AMD. Fue reconocida por Fortune 500 como la segunda persona más importante en el mundo de los negocios.

Otro ejemplo de la misma empresa, pero en América Latina, es el de Shirley Romero, gerente de consumo de AMD en Chile y Argentina.

De hecho, en el mismo 2019 comenzaron a ver los frutos de su trabajo. Pues un 64% de las empresas de videojuegos en Chile contaba al menos con una mujer entre sus filas. Hay desarrolladoras, creadoras, jugadoras profesionales y cualquier cargo que se puedan imaginar.

Discriminación por ser mujeres

Entonces, aparecieron los episodios de discriminación. Muchos de ellos ocurren en el mundo aficionado, donde hay interacción entre todos los gamers. En el 2018 un número que se acercaba al 60% de mujeres, eran víctimas de discriminación por género. Hoy lamentablemente esa cifra se ubica sobre el 75%.

Sin embargo, no es algo que solo le pasa a las chicas que tienen el headseat puesto y que juegan en su casa. Penosamente es algo que ocurre también en el ámbito laboral. Describen las encuestadas por Mujeres en VG, que en 2018, aproximadamente un 48% sufrió discriminación por género. Mientras que, durante el año en curso, cerca del 80% vive estos episodios.

Mujeres en VG

Asimismo hay otros problemas que también se tocan y están presentes como el acoso sexual, laboral y malos tratos de sus pares hombres. Para obtener más detalles sobre el completo estudio de esta organización, solo debes hacer clic en este enlace. De esta manera colaboras con una causa que pretende eliminar este tipo de prejuicios sin argumentos.