Los investigadores están buscando opciones distintas al incómodo hisopado para determinar si una persona tiene el coronavirus. Los chinos crearon un hisopado anal, pero sigue siendo incómodo. Ahora un holandés prueba ¡gritando!

Peter van Wees, un inventor holandés, creó una forma de analizar las partículas que exhala una persona. Para poder examinarlas, un purificador de aire industrial las recolecta.

Cabina de gritos para determinar el coronavirus.

“Si tienes el coronavirus y estás hablando y gritando diseminas docenas de miles de partículas que lo contienen”, señala Van Wees a Reuters. Según el empresario, el virus es identificado según su tamaño, gracias a un dispositivo de dimensionamiento a escala nanométrica.

El detector de virus inventado por Van Wees se denomina QuBA. La persona entra en la zona de detección y debe gritar durante tres minutos, suficientes para recabar las partículas.

Para el inventor, la máquina es una herramienta de detección potencialmente útil en grandes eventos, o en aeropuertos.

Hasta ahora, la máquina de Van Wees se enfoca en los entes privados. Las autoridades no han dado el visto bueno a su invento, pero están abiertas a analizarlo.

 

El balance del coronavirus en los Países Bajos

En todo el planeta han fallecido 2.6 millones de personas producto del coronavirus. Los Países Bajos acumulan, hasta este lunes, 15.833 fallecimientos. El total de contagios asciende a 1.12 millones de casos.

El coronavirus, al ser infeccioso, se propaga a través de las gotículas generadas cuando una persona infectada tose o estornuda. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, al ser pesadas las gotas no se mantienen en el aire, sino que caen sobre la superficie.

Si una persona inhala el virus o, tras tocar una superficie contaminada, se toca los ojos, la nariz o la boca, puede contagiarse.

De allí la importancia del uso de tapabocas, el distanciamiento social y el lavado constante de las manos.