La NASA los describe como exoplanetas «adolescentes». Están a 130 años luz de distancia, desde la Tierra.