Son reliquias de la historia de las consolas de videojuegos.