Android 12 emula una función ya conocida por los usuarios de consolas.