El cambio climático no debe ser nuestra única preocupación ambiental