Es impredecible, imposible de adivinar su forma. Y nos vamos hacia la funcionalidad del pene de los equidna, es mucho más inimaginable.