Su principal contra es que el mismo aparato representa una gran amenaza para su usuario.