Afirman que en un futuro lejano se podría ver la regeneración de una extremidad perdida