Se trataría de un leve «zumbido» generado por la colisión entre las estrellas de neutrones.