Estos animalitos microscópicos pueden sobrevivir a condiciones extremas