Es la única forma de pisar un LEGO y que no te duela.