Tal vez te has preguntado cómo es que pueden existir cosas que endulzan, pero que no tienen calorías, como el azúcar