La alimentación es muy importante para nuestra salud, pero no siempre de la forma en que creemos