Un estudio en Estados Unidos determinó que las vacunas Pfizer y Moderna contra el coronavirus son seguras y efectivas para embarazadas.