Hablar como bebés a los neonatos tiene un beneficio que se va a notar en su proceso de aprendizaje de vida como niño, adolescente y adulto.