La red social estaría trabajando en un servicio de pago en la que incluirá la función deshacer envíos de tuits.