A medida que avanza la ciencia y la tecnología, los dispositivos electrónicos que antes solo cumplían funciones de entretenimiento, comienzan a ser más funcionales. La idea de muchos desarrolladores es que estos aparatos sean capaces de brindar asistencia en una emergencia. Es entonces como aparece una investigación que encuentra una manera de que los altavoces inteligentes, puedan controlar el ritmo cardíaco.

En primer lugar, los científicos a cargo del estudio expresan que es fácil hacer que la inteligencia artificial aprenda un ritmo cardíaco saludable. Dicen que todos llevan la misma secuencia y bajo su comportamiento, el sistema lo detecta de inmediato.

Para la prueba usaron parlantes inteligentes como Amazon Echo y Google Home.

Para que el sistema funcione la persona se tiene que parar en frente de los altavoces inteligentes. El sonido del aparato rebota en el individuo y regresa al parlante. Allí comienza a trabajar el algoritmo que se alinea con lo que aprendió y detecta del ritmo.

altavoz inteligente

El ritmo cardíaco de los hipertensos

Pero en el caso de las personas hipertensas es más complicado. De acuerdo a lo que reseña Slash Gear, no existe un patrón a seguir en los ritmos cardíacos irregulares. Por lo tanto, el sistema no era capaz de detectar cuando había un problema.

De igual forma, tomaron datos de varios pacientes cardíacos e hicieron pruebas con diferentes combinaciones en los algoritmos. Repitieron el experimento hasta que lograron la compatibilidad entre los latidos del corazón irregulares y el dispositivo.

Los latidos cardíacos irregulares son realmente un desafío porque no existe tal patrón. No estaba seguro de que fuera posible detectarlos, por lo que me sorprendió gratamente que nuestros algoritmos pudieran identificar latidos cardíacos irregulares durante las pruebas con pacientes cardíacos”, dijo el coautor del estudio, Shyam Gollakota, de la Universidad de Washington.