Iron Man resultó ser el primer paso en la creación del Universo Cinematográfico de Marvel. El Big Bang, digamos.

El 2 de mayo de 2008 se estrenó la película protagonizada por Robert Downey Jr. Luego vendrían dos producciones más sobre el alter ego de Tony Stark, estrenadas el 7 de mayo de 2010 y el 3 de mayo de 2013.

Pero ¿cuál fue la que recaudó menos en taquillas? ¿Y cuál recibió las peores críticas?

 

Un riesgo que terminó con una gran victoria

Jon Favreau asumió el riesgo de dirigir la primera película de un personaje poco atractivo de Marvel. Recordemos que, para ese entonces, Spider-Man -el más popular- no estaba en manos de la compañía.

Jon Favreau y Robert Downey Jr. en una gira previa a Iron Man, de Marvel Studios.

Otro riesgo: el protagonismo para Downey Jr., un actor brillante que venía de problemas con drogas y alcohol.

Y valió la pena todo: la película no solo fue un éxito de taquilla, sino que se convirtió en la piedra angular de un proyecto que suma más de una década rindiendo.

La primera película de Iron Man recaudó 585 millones de dólares. Superó a otras del UCM como The Incredible Hulk (263 M), Thor (449 M) y Capitán América: The First Avenger (370 M).

¿Podría repetir el éxito las otras dos versiones de la película?

 

Así les fue a Iron Man 2 y 3 de Marvel

De hecho, monetariamente las secuelas superaron a la primera producción. Iron Man 2 acumuló 624 millones de dólares, y la tercera parte logró 1.2 billones de dólares.

No obstante, en la crítica, las dos resultaron más flojas que la primera.

Favreau dirigió la segunda parte, que tuvo a un nuevo actor para interpretar a James Rhodes, el carismático Don Cheadle por el más serio Terrence Howard. Mientras que la última estuvo en manos de Shane Black.

Para Rotten Tomatoes, mientras que Iron Man tuvo reacciones de la crítica y el público superior al 90%, en las dos siguientes apenas pasó el 70%.

De hecho, la segunda parte tuvo 73% de aprobación de la crítica, 61% de los críticos más importantes y 72% del público. Iron Man 3 registró 80% de aprobación de la crítica, 62% de los más importantes y 78% del público.

 

¿Por qué los bajones en las secuelas?

Al final, Downey Jr. siempre contó con una aceptación enorme de los críticos. El tema estuvo en las historias. Por ejemplo: la del Mandarín en Iron Man 3 resultó bastante decepcionante para los fanáticos.

Más allá de los números, la importancia de la saga de Tony Stark estuvo en la consolidación del UCM. Y de qué manera.