Con la prótesis los usuarios pueden tomar una copa de cualquier bebida, saludar con la mano y hasta escribir con un lápiz.