Los ladrones han devuelto casi la mitad.