Existe la errada creencia de que vapear es mucho más saludable que fumar cigarrillos convencionales.