La imagen que se hizo viral en las redes sociales no es un montaje. El pez con dientes humanos existe y está en Carolina del Norte.