Xiaomi acaba de romper un récord impresionante al convertirse en el fabricante número uno de equipos móviles en todo el mundo.