Parece ser que ya vimos el final de Los Simpson desde hace mucho tiempo y ni siquiera nos dimos cuenta de haberlo hecho.