Hubble se va y no nos dejará un vacío, porque en su lugar estará el majestuoso Telescopio Espacial James Webb.