El fósil fue hallado por un equipo internacional de científicos entre los que participaron expertos de la Universidad de Nueva Inglaterra.