La red social de microbloggings quiere dejar muy claro a los usuarios el estatus de sus cuentas