La variante Delta del coronavirus, que de nuevo representa un peligro, hizo que Netflix decidiera transitar este camino.