¿Científicos y deportistas? Sin duda: algunos lo hacía solo por gusto, otros de forma competitiva