La tecnología, calidad de imágenes y datos serían comparables con el actual telescopio espacial Hubble, de la NASA y ESA.