La mano robótica está basada en una nueva tecnología de aparatos electrónicos que funcionan con fluidos o aire.