No éramos tan diferentes después de todo.