Los efectos pueden variar desde leves hasta mortales.