Para comprobar si tu PC es compatible necesitarás descargar una herramienta habilitada por Microsoft.