Esta enfermedad hereditaria está clasificada como rara y no tiene tratamiento