Un error grave, pero que se pudo resolver.