Parece que la imposibilidad de ver bien de lejos no es lo único que te deja esta afección de la vista