Dos astrónomas chilenas estuvieron en el equipo internacional de 19 científicos que trabajaron con datos del ALMA.