La secuela de The Legend of Zelda Breath of the Wild ya ha mostrado nuevas señales de vida gracias a un increíble gameplay.