El sustituto del plástico de un solo uso fue creado por científicos de la Universidad de Cambridge.