Según detallan sus creadores, la Inteligencia Artificial escanea los vasos sanguíneos y así busca mayor inflamación.