¿Es necesario reducir el consumo de carnes?