El mundo está lleno de zonas volcánicas, algunas con más actividad que otras