Nintendo ganó hace poco una demanda en contra de una página de ROMs ilegales. Pero la Gran N no es el malo en este caso, de verdad.