Los átomos, en promedio, tienen una medida equivalente a una diezmilmillonésima de metro.